A LOS MIEMBROS DEL COMITÉ FEDERAL DEL PSOE

“Es la moral, es la dignidad”

Como miembros del Comité Federal, máximo órgano entre Congresos, este domingo, los tres centenares de socialistas que lo constituís, tendréis la fortuna, la responsabilidad, o la desgracia, de ser parte a la vez que testigos privilegiados de una decisión de crucial trascendencia para un partido socialista que a lo largo de su dilatada trayectoria ha mantenido principios y valores a favor de los derechos, las libertades, la decencia, la ética,  la justicia y la igualdad, frente a los poderosos, a los insaciables, que no deben ser quebrados.

Este domingo, no solo representaréis a vuestros 190.000 compañeros militantes que, sin amparo alguno, piden insistentemente, ser consultados en urnas internas antes de que se consume esa abstención por la que se os convoca, que de llevarse a efecto llevaría inexorablemente a la irrelevancia del PSOE. También al cuerpo electoral que os ha votado y a aquellos que se quedaron en casa desconfiados, bien por el desnortado rumbo que lleváis desde el surgimiento de la actual crisis, bien por el incierto desenlace de vuestras luchas internas.

Ahora bien, lo que está sobradamente claro es que los más de cinco millones que os votaron en las urnas de diciembre y julio lo hicieron para que formarais Gobierno o continuarais en la oposición. Nunca para facilitar o contribuir a la permanencia de Rajoy. Por ello, ese día tendréis en vuestras manos el futuro de España, y tal vez también los 137 años de historia de vuestro partido, puesto que no existe precedente de esta índole.

Debéis saber que vuestro voto es la última esperanza que muchos jóvenes, trabajadores, parados o pensionistas, tienen depositada en el PSOE para imposibilitar la investidura de Rajoy. No hay más prórrogas. Solo vosotros podéis evitar que los responsables de la época más dramática de la democracia de este país sigan gobernando.

A vosotros os corresponde decidir.  Solo vosotros podéis en este momento defender la dignidad,  la ética, la honestidad y el orgullo socialista frente a la derecha que nos viene asolando.

Han sido muchos los que desde 1879 han defendido las siglas de un partido que siempre dijo luchar contra la injusticia y peleó por mejorar las condiciones de todas las personas, sobre todo de las más débiles y desprotegidas. Con la cabeza muy alta y orgullosos de sus ideas socialistas, algunos derramaron su sangre dando su vida por unas ideas que ahora deben estar más vigentes que nunca.

Pero se transmite la sensación de que hoy da más miedo la pérdida de un asiento que las balas, y que se prefiere como “mal menor” un pésimo y bochornoso gobierno antes que ir con la cabeza erguida por la dignidad y la decencia de aparecer comprometido y fusionado con la militancia y lo predicado en la campaña electoral; en tanto, se sigue luchando para hallar el camino del cambio que necesita este país de manera urgente porque le es imprescindible.

¿Desde cuándo es creíble que se gobierna desde la oposición? Se gobierna desde La Moncloa, los Ministerios o el BOE, no desde las proposiciones no de ley, las declaraciones de intenciones, las televisiones o las redes sociales…

Dice el presidente de la Gestora que la abstención no significa apoyar al PP. Simboliza algo más grave: mirar para otro lado, significa esconderse y significa cobardía. También significa olvidar que el partido que nos gobierna en funciones se ha venido negando en sus cuatro años de legislatura de mayoría absoluta a cualquier tipo de negociación, y de diez meses acá a ser controlado por el parlamento.

Asimismo, renunciar a ser alternativa es borrar de la memoria que aquel al que se inviste es el mismo que acusó a un presidente socialista de traicionar a los muertos por el terrorismo. El mismo que  dice que la memoria histórica es la guerra del abuelo y una cosa de carcas. El mismo cuyos recortes en educación y sanidad han llevado a la gente, a "vuestra” gente a la precariedad, a la pobreza, al exilio laboral. Los mismos que han roto la cohesión social malogrando en nuestro país las conquistas logradas con  enormes sacrificios de varias generaciones.

Sólo vosotros estáis ahora en disposición de evitar que el PP siga engañando a los españoles. Es absurdo mantener que a partir de la abstención del PSOE  posibilitando la investidura del autor del SMS, “Luis, sé fuerte” “Hacemos lo que podemos”, el partido al que representa  va a llevar a cabo,  por el impulso del Congreso,  un programa electoral regenerador. O que se van a constituir comisiones de investigación para obligar a asumir responsabilidades políticas por los casos de corrupción que se conocen… Ahí están los recientes casos: intentar anular el Gürtel para impunidad de los procesados, o los casos Soria o Rita Barberá.

No renunciéis a ser socialistas. No mancilléis con vuestra abstención la memoria de vuestro fundador cuando dijo que abstenerse era perjudicar a la clase trabajadora y contribuir a reforzar la derecha. Conceder la investidura a Rajoy es darle también la posibilidad de que disuelva las Cámaras cuando lo desee, en el momento que mejor se halle el PP y peor la oposición. O en el momento en que la oposición  intente imponerse al Gobierno. Ésta es la potestad que también se le entrega invistiéndolo.

En consecuencia, aunque nunca fuimos partidarios de terceras elecciones, se hace irremediable en estos momentos que sea la democracia quien definitivamente tenga que volver a poner a cada cual en su sitio, a la luz de la experiencia también aprendida por el cuerpo electoral en esta penosa etapa.

Así pues, no contribuyáis tampoco con ese discurso del “mal menor” a desprestigiar las urnas, considerándolas procedimiento para reforzar a Rajoy, en vez de plantearos cómo corregir el rumbo: qué está haciendo mal la izquierda parlamentaria, qué es lo que se está haciendo que  no genera confianza en un proyecto de cambio y de regeneración que resulta inaplazable.

Salid del Comité Federal con una propuesta de acuerdo con las otras fuerzas del cambio para que el investido sea un independiente cualificado y de progreso, no para absteneros. Cuando este domingo vayáis a votar, pensad en los que hasta el día de hoy tenéis detrás, en los que se fueron y en los que vendrán si lo hacéis bien. De la pérdida coyuntural, en el caso de que se produzca, de algunos escaños podréis recuperaros, de la ignominia, no. 

Pensad, pues, si no hay otro camino a la izquierda hacia la decencia y el cambio que podemos recorrer juntos, sin la mancha de ser corresponsables de lo que a partir de ahora, de absteneros, recaería en vuestras cabezas y sobre vuestras siglas.


 22 DE OCTUBRE DE 2016.

A LOS MIEMBROS DEL COMITÉ FEDERAL DEL PSOE A LOS MIEMBROS DEL COMITÉ FEDERAL DEL PSOE Reviewed by Acuerdo De izquierda on 12:16:00 Rating: 5

2 comentarios:

  1. Excelente reflejo de la historia y de la realidad actual del PSOE. Asumiendo el NO se demuestra lealtad y firmeza con el programa con que nos presentamos y responsabilidad hacia los votantes. No hay que tener miedo a perder escaños, eso se puede recuperar con giro a la izquierda y cumpliendo el contrato suscrito con los militantes y votantes.

    ResponderEliminar
  2. Empezar a promover la afiliación al P S O E en Cataluña,y crear un partido nacional donde todos podamos defender,lo mismo y dejaros de sucursales,El P S C son tan independentistas como E R C Hay mucha gente que se niega a militar y votar al P S C.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.