ANTE EL AVANCE DE LA CORRUPCIÓN, URGE ACTUAR

La gravedad del, por ahora, último episodio de delincuencia política que ha llevado a la detención del expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, es de tal magnitud que ha puesto al descubierto la convergencia e interrelación entre la corrupción política, administrativa, económica, empresarial, mediática y judicial.

No se trata de un caso más de corrupción a añadir a los cientos que como precedentes lleva protagonizando, de manera más destacada, el PP, sino que es un salto cualitativo de notables consecuencias por su perversidad intrínseca para nuestro modelo de convivencia, que deriva de no haberse atajado la corrupción desde su inicio, permitiendo su avance lento y continuado hasta filtrarse en las instituciones públicas y privadas, contaminándolo todo y desarmando a la sociedad.

No otra cosa suponen las reformas que en materia procesal penal se han introducido, lo que estamos conociendo por los medios de comunicación relacionado con las conversaciones que se llevan a cabo en el Ministerio del Interior o por el Ministro de Justicia, el apartamiento de determinados jueces del conocimiento de asuntos, los cambios hechos en la Fiscalía General del Estado, las actuaciones del Fiscal-Jefe de la Fiscalía contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada limitando la acción de la propia Fiscalía. Todo ello supone el entierro del principio de separación de poderes.

No podemos resignarnos a constatar el fracaso de la política, en concreto aquí de la política de la oposición.

Los partidos emergentes, los partidos de izquierda, los partidos que creen en la regeneración de la política tienen la ocasión de poner voz a la voluntad de cambio y regeneración que demandaron los electores de las urnas del 20-D, y siguen exigiendo según se desprende de las encuestas del CIS, con el fin de formar un nuevo Gobierno que emprenda el giro copernicano hacia la regeneración y la restitución a los españoles de los derechos mermados, que pongan fin a la impotencia y a la indignación instaladas entre la ciudadanía, devolviendo la dignidad perdida a la Política.

Desde Foro 26J reclamamos un Gran Acuerdo entre PSOE, Podemos, Ciudadanos y PNV, abierto a otros apoyos, para la presentación de una moción de censura constructiva que obligue a la dimisión del actual equipo ministerial de Rajoy y a la formación de un Gobierno de composición plural, de distinto signo político, potente y solvente, capaz de adoptar medidas de calado para el saneamiento, la regeneración del sistema político, la restitución de la separación de poderes, el restablecimiento del Estado social y democrático de Derecho y la atención prioritaria a la emergencia social.

Una moción de censura que no sea partidista ni oportunista. Una moción de censura capaz de asegurar su propio fin constructivo, basada por tanto en el consenso previo, no solo sobre la Presidencia alternativa a proponer, sino igualmente sobre un programa común de Gobierno que pueda ser posteriormente desarrollado con todas las garantías.
Sería totalmente contraproducente hacerlo de otra manera, solo conllevaría mayor impotencia y frustración para la ciudadanía, y más impunidad política para el Gobierno del PP.

Apelamos a la responsabilidad de los partidos en la oposición para que sean capaces de asegurar, entre todos, los consensos previos necesarios que aseguren, realmente, un cambio de Gobierno, y no sigan defraudando más a quienes los han elegido.

Foro 26-J, 27 de abril 2017.



ANTE EL AVANCE DE LA CORRUPCIÓN, URGE ACTUAR ANTE EL AVANCE DE LA CORRUPCIÓN, URGE ACTUAR Reviewed by Acuerdo De izquierda on 4:19:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.